POR LA CIUDAD


Sudcantieri está situado a menos de 200 metros del cruce de la circunvalación de Nápoles, y está a un paso de la ciudad, y se puede llegar fácilmente cogiendo el tren de la Cumana o con el metro.
Nápoles es una ciudad que tiene mucho que ofrecer. El casco antiguo con sus iglesias de época cuentan la historia de Nápoles: desde la de Santa Chiara a la de San Domenico, desde la de San Paolo a la de San Lorenzo Maggiore, desde la de San Gaetano al Duomo con la Capilla de San Gennaro.
Luego, se puede visitar la famosa “Nápoles subterránea”, que se remonta a siglos atrás y qu esigue las huellas de los antiguos cardus y decumanus. Siguiendo hacia el mar se llega al Maschio Angioino, conocido también como Castillo Nuevo, que destaca majestuosamente con la cinco torres cilíndricas adornadas con merlones.

No muy lejos, en el barrio de Santa Lucía se alza el monumento-símbolo de Nápoles, el Castel dell'ovo, posado en el islote de Megaride, primer asentamiento de los colonos griegos, y de allí comienza el paseo marítimo de Via Caracciolo. De allí por un camino corto se llega a la Villa Comunale y a Mergellina y su puerto turístico, donde los pescadores exhiben sus productos: pescado, moluscos, crustáceos. Hacia el sur se encuentran la famosa colina de Posilipo, Marechiaro, el islote de Nisida, que con su bahía separa los dos Golfos, el da Nápoles y el de Pozzuoli.
Finalmente, los museos: el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Capodimonte, que ofrecen a los turistas espléndidas colleciones.

SOLICITUD DE RESERVA